• +58 412-65.06.780
  • contacto@elrincondeladecima.com.ve

Categoría: Infantiles

Llegaron de Oriente

Una historia convertida
a una tradición cristiana,
una leyenda que gana
la divinidad nacida.
Una fiesta que es vivida
por costumbre y tradición
en donde la religión
católica, con halagos
la llegada de los magos
simboliza en su extensión.

Melchor, Gaspar, Baltazar,
tres Reyes Magos de altura,
que siguieron la figura
de una estrella para hallar
lo que fueron a buscar
y los condujo a Belén,
fue así que los tres muy bien
con San José y con María
vieron al que bien nacía
y lo adoraron también.

La Mirra, el Incienso, el oro,
como regalo han traído
al Niño Dios que ha nacido
en un lugar sin decoro.
Para el mundo es un tesoro
y el seis de enero es el día
que ante San José y María
llegan los tres Reyes Magos
con sus regalos y halagos
para quien lo merecía.

El oro representaba
su naturaleza real,
y de forma natural
al Niño Dios se le daba..
El incienso le pintaba
naturaleza divina,
y en esta historia camina
que a esta pequeña figura
la mirra, muerte futura
le asegura y determina.

Ysidro Parra – Venezuela
06/01/2017
Reservados Derechos de Autor.

El Trompo

Es un noble caballero
con el cuerpo de madera
y para bailar espera
tener su punta de acero.
Desafiante y altanero
al sentirse desvestido
pierde en tierra su sentido
y al comenzar a girar,
es cuando empieza a bailar
con un alegre zumbido.

Bailando no tiene fin
y no le teme ni al viento
porque con su movimiento
se convierte en bailarín.
Muy grandote o chiquitín
a veces lleva sombrero,
y es en su punta de acero
el sitio donde se inicia
vestido que lo acaricia
y lo cubre por entero.

Ysidro Parra – Venezuela
20/12/2016
Reservados Derechos de Autor.

El Cambur

Nací con mis hermanitos
en un racimo precioso
y con un tono verdoso
crecí poquito a poquito.
De grande fui amarillito
y me puse sabrosón,
mi pulpa es una ilusión
si el amarillo conservo,
y mi brillo ya no observo
cuando me pongo pintón.

Cuando me pelas estoy
listo para ser mordido
y dispuesto a ser comido
mi dulce sabor te doy.
Si negro me pongo voy
perdiendo mi buen sabor
y hasta repugna mi olor
de la acidez que produzco,
y ya podrido no luzco,
no tengo ningún valor.

Ysidro Parra – Venezuela
20/12/2016
Reservados Derechos de Autor.

La Niña y el Piojo

Una niña con enojo
se rascaba la cabeza
porque tenía certeza
que se trataba de un piojo.
Puso su pelo en remojo
con un remedio casero
pues ella en su desespero
sentía que le picaba
y a la vez se alimentaba
escondido en su pelero.

Uso alcohol con clavitos
y la tripa de tapara
que su mamá le prepara
para piojos y piojitos.
Salieron los más chiquitos
pero el condenado piojo
se sostenía a su antojo
del pelo de su cabeza
porque la naturaleza
lo había mandado cojo.

Mayonesa y mantequilla
uso contra aquel insecto
pensando que era perfecto
para aquella pesadilla.
Uso una cura sencilla
para poder encontrar
la manera de sacar
aquel animal tan vil
que ni el peine de marfil
había podido arrastrar.

Por último su paciencia
le dio un triunfo muy seguro
saliendo así del apuro
y de su ingrata presencia.
Usando su inteligencia
utiliza una gran treta
para llegar a su meta
y actuando con gran recelo
decide arrancarse un pelo
para hacerle una muleta.

Ysidro Parra – Venezuela
18/12/2016
Reservados Derechos de Autor.