• +58 412-65.06.780
  • contacto@elrincondeladecima.com.ve

La Fuerza de un Beso

La Fuerza de un Beso

Me nace del corazón
el amor que te profeso
cuando el delito de un beso
robado, no entra en razón.
Siento desesperación
cuando sale de tu boca
y en todo mi ser provoca
una terrible congoja
que hace temblar como hoja
el sentimiento que invoca.

¡Qué inmenso es el poderío!
de ese tu dulce pecado
que para mí es encantado
y suave como el rocío.
Un beso nunca es hastío
cuando su límpido vuelo
te hace remontar al cielo
haciéndose vencedor.
En las lides del amor
¡Un beso es paz y consuelo!

El que lo ha visto nacer
con su misterio profundo
lo considera su mundo
en labios de una mujer.
Le da luz a un gran querer
y se hace purificado
cuando se deda al ser amado
sin ninguna consecuencia
pues se convierte en esencia
¡Licor del enamorado!

Llena de vigor y vida
e ilumina su grandeza
cuando su naturaleza
se despierta conmovida.
Jamás te deja una herida
cuando en los labios se posa
y produce una curiosa
situación de humanidad
y es que el beso en verdad
¡Vuela como mariposa!

Ysidro Parra – Venezuela
Derechos Reservados de Autor
26-11-18

Ysidro Parra
Ysidro Parra

Decimista, compositor, artesano, maestro, cronista, cuentista, maestro honorario, dedicado al cultivo de la décima desde hace más de 40 años.

Otras Publicaciones

  • El AraguaneyEl AraguaneyUn tributo a la hermosura con todas las de la ley le brindo al Araguaney por su aporte a la natura.. Sus flores en la espesura de un amarillo especial dan al bosque una […]
  • MujerMujerLa flor sigue siendo flor aunque a otro jardín se mude, y la mujer no lo dude es bella flor del amor. Si tiene aroma y sabor no puede ser otra cosa, la mujer es una Diosa a la que […]
  • CorazónCorazónMás que lirio es una rosa, más que conquista es amor, más que luz es esplendor esa fuerza poderosa. Que en todo mi ser reposa como un altar en camino, con su palpitar divino no es […]
  • TentaciónTentaciónPresa estás de un embelezo que no se ve con los ojos y al mirar tus labios rojos quisiera robarte un beso No sé si será un exceso querer beber de tu boca el néctar que me provoca la […]