• +58 412-65.06.780
  • contacto@elrincondeladecima.com.ve

Sangra mi Corazón

Sangra mi Corazón

Con coraje y valentía
hoy sangra mi corazón
porque maté la ilusión
de la mujer que quería.
Ahora la vida mía
de mi cuerpo desprendida
gime de dolor herida
cuando siente la demora
de ese amor que en mala hora
me está quitando la vida.

En mi espacio imaginario
y en el pensamiento mío
veo su rostro y sonrío
si me encuentro solitario.
contemplo su cuerpo a diario
al soñar con sus encantos;
porque mis sueños son tantos
que ya extraño me parece
que este amor que ya perece
aún me produce llanto.

Cuando no estás a mi lado
solo me queda pensar
la mejor forma de amar
sin convertirla en pecado.
Como buen enamorado
lleno de conformidad
me conformo de verdad
tan solo con tu presencia
aunque me des por sentencia
las llaves de tu maldad.

Quisiera un hermoso velo
adornado con jasmines
y que bellos serafines
lo traigan desde su cielo.
Dártelo como consuelo
quisiera en señal de amor
y mitigar el dolor
que encierra nuestro vivir
y así calmar tu sufrir
mi bella y radiante flor.

Ysidro Parra – Venezuela
Derechos Reservados de Autor
24-11-18

Ysidro Parra
Ysidro Parra

Decimista, compositor, artesano, maestro, cronista, cuentista, maestro honorario, dedicado al cultivo de la décima desde hace más de 40 años.

Otras Publicaciones

  • Tres MujeresTres MujeresTres mujeres en mi vida me hacen la vida increíble más yo sé que es imposible seguir con esta movida. de las tres no hay preferida y en mi la duda levanta lo que cada uno […]
  • Siembra de AmorSiembra de AmorNaciste de una semilla que en agosto fue sembrada y con la vara de un Hada creciste bella, sencilla, Eras como un avecilla que buscaba en su volar un árbol para anidar, una buena […]
  • Sembré mis Blancas ArenasSembré mis Blancas ArenasSembré mis blancas arenas en tu tierra ensombrecida, en ellas iba mi vida y todas mis cosas buenas. Ahora de besos llenas mi corazón con el riego de tus labios que son fuego para […]
  • No a las DrogasNo a las DrogasInfierno donde se enciende el más vil de los tormentos, donde no importan lamentos y el más honrado se vende. Y la humanidad no entiende que la droga es la presencia que le señala la […]